Una de las mayores preocupaciones de los pacientes que se colocan carillas es como mantenerlas en buen estado.

Siempre les decimos que, al igual que otros tratamientos de estética, no son para toda la vida, pero que llevando el mantenimiento adecuado les puede durar mucho tiempo.

En este artículo te damos los consejos para mantener tus carillas de composite  y evitar riesgos de que se manchen, se despeguen o cambien de color.

consejos_cuidar_carillas_compositeUN CONSEJO BÁSICO: MANTENER UNA BUENA HIIGIENE BUCAL

La primera recomendación para que tus carillas duren mucho  tiempo en una buena higiene dental. Esto significa tener un cepillado correcto unas 3 veces al día y pasarte el hilo dental por lo menos 1 vez al día.

Un aliado a la hora de reforzar la limpieza de tus dientes es el irrigador bucal. Este dispositivo puede llegar a las zonas donde no alcanza el cepillo a través de un chorro de agua a presión y así eliminar todos los restos de comida.

Otra recomendación para cuando comas fuera de casa y no tengas a la mano el cepillo es masticar chicles sin azúcar. Aunque no sustituye al cepillado, masticarlo 10 – 20 minutos puede estimular a la saliva y ayudarte a neutralizar los ácidos que aparecen con la ingesta de alimentos

REDUCIR EL CONSUMO DE ALIMENTOS QUE MANCHAN LOS DIENTES

Llevas carillas no te impedirá comer y masticar con normalidad. Si quieres mantenerlas hay que tener cuidado con ciertos alimentos que podrían teñir tus carillas si los consumes en exceso.

Para mantener tus carillas en óptimo estado no abuses del café, vino tinto, té, refrescos, frutos rojos, el chocolate y las salsas. Si los consumes, la recomendación es beber siempre agua, masticar un chicle o cepillarte los dientes.

MORDER CON CUIDADO AL COMER ALIMENTOS MUY DUROS

Mucha precaución con los alimentos difíciles de masticar. Los alimentos duros y pegajosos podrían provocar que las carillas se rompan o despeguen.

Ten cuidado a la hora de comer turrones, el jamón, mariscos, las frutas y verduras más duras, las golosinas pegajosas, los frutos secos.

Si los vas a consumir, muerde con cuidado y siempre en trozos.

NO USES TUS DIENTES COMO HERRAMIENTA

Usar tus dientes como una herramienta puede ser perjudicial para tus carillas. Evita morderte las uñas, morder hielo, morder los bolis, abrir bolsas, envolturas y objetos con la boca. Al igual que el punto anterior, esta recomendación es clave para cuidar no solo tus carillas, sino tu salud bucal en general.

EVITAR EL TABACO

Este consejo es clave para mantener tus carillas. Recuerda: el tabaco es perjudicial para los pacientes que llevan carillas de composite. Si eres fumador y optas por este tratamiento notarás con el tiempo que tus carillas van cambiando de color y oscureciendo.

Para estos casos recomendamos carillas del material de porcelana o disilicato de litio, que son más resistentes a la tinción y requieren de mantenimiento sencillo.

ACUDE A TUS REVISIONES CON EL DENTISTA

Es importante que tu odontólogo revise el estado de tus carillas y de tu boca en general por lo menos 1 vez al año.  Esta visita servirá para realizarte una limpieza dental, un retoque a las carillas de composite y mantenerlas en óptimo estado.

El mantenimiento de las carillas consiste en un pulido que le devolverá el brillo y su estética.

 

Denty Dent

About Denty Dent

Leave a Reply